5 cosas a tener en cuenta antes de hacerse una abdominoplastia

flor sobre el abdomen de una mujer. Consejos para una buena cirugía de abdomen

Ninguna zona del cuerpo es más frustrante que el estómago. A medida que pasamos por cambios físicos normales, como el parto, las fluctuaciones de peso y el proceso de envejecimiento, el exceso de piel y grasa encuentran una manera de acumularse alrededor de nuestro medio. Desafortunadamente, como muchas personas encuentran, el ejercicio y la dieta pueden resultar infructuosos para recuperar la cintura de nuestra juventud. La abdominoplastia, también conocida como cirugía estética de abdomen, es un procedimiento quirúrgico extremadamente exitoso, diseñado para esculpir la cintura y alisar el estómago. La técnica quirúrgica también puede reparar los músculos abdominales dañados y debilitados, estirando aún más el estómago y asegurando resultados a largo plazo.

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, es importante que un posible paciente haga sus deberes para comprender completamente tanto los posibles aspectos positivos como los riesgos del procedimiento. Aunque la cirugía estética de abdomen puede resultar beneficiosa para muchos hombres y mujeres, existen requisitos de recuperación estrictos y complicaciones potenciales que primero deben considerarse. Por estas razones, la abdominoplastia puede no ser adecuada para todas las personas. Antes de someterte al procedimiento de abdominoplastia, el Dr. Terrén te aconseja considerar estos siguientes cinco hechos:

 

La cirugía estética de abdomen requiere un tiempo de inactividad significativo

La cirugía estética de abdomen es un procedimiento quirúrgico mayor que requiere semanas para sanar. La técnica incluye una incisión, que va de cadera a cadera. Los pacientes deben esperar que su recuperación lleve de dos a tres semanas. Al principio, estarás fatigado/a, hinchado/a y dolorido/a. Es normal tener dolor moderado durante estos primeros días, aunque esto mejorará constantemente. Es vital permitirse tiempo para concentrarse en descansar y sanar. Más que simplemente tomar tiempo libre del trabajo, los pacientes de abdominoplastia necesitarán ayuda con las tareas domésticas y los niños. Las actividades físicas que exijan esfuerzo también deberán posponerse por lo menos de cuatro a seis semanas.

 

Espera tener un peso estable antes de la cirugía estética de abdomen.

La abdominoplastia es una forma maravillosa de esculpir la figura y dar forma al cuerpo. Sin embargo, el procedimiento quirúrgico no es un reemplazo para la pérdida de peso. Es importante que estés cerca del peso deseado durante seis a doce meses antes de someterse a una cirugía estética de abdomen. La mayoría de los cirujanos recomiendan que los pacientes estén entre 10-15 quilos de su peso objetivo. Esto es importante ya que ganar o perder peso adicional puede deshacer la forma contorneada lograda a través de la cirugía. Las fluctuaciones de peso pueden estirar los tejidos abdominales y requerir un procedimiento de revisión para restaurar los beneficios del procedimiento inicial.

 

Una cirugía estética de abdomen dejará una cicatriz permanente

Aunque la cirugía estética de abdomen es uno de los procedimientos quirúrgicos estéticos más valiosos y efectivos que se realizan hoy en día, la incisión dejará una cicatriz a lo largo del abdomen. Esto correrá a lo largo de la línea de incisión horizontal, que se extiende de cadera a cadera, justo por encima del hueso púbico. Mientras que la cicatriz se desvanecerá un poco con el tiempo, permanecerá visible en los años venideros. Un cirujano plástico experimentado colocará cuidadosamente la incisión, asegurándose de que la cicatriz esté bien oculta bajo la ropa, la ropa interior y el traje de baño.

 

Los drenajes quirúrgicos estarán en su lugar durante la primera semana o dos semanas.

Después de la cirugía, se colocan drenajes para eliminar la acumulación de sangre o líquidos, manteniendo la inflamación baja y asegurando una cicatrización adecuada. En muchos casos, los drenajes quirúrgicos se colocan después de una abdominoplastia. Aunque sean temporales, requerirán atención y cuidados. Antes de la cirugía, tu cirujano discutirá la necesidad de drenajes y cómo cuidarlos, incluyendo cualquier limitación en el baño. En la mayoría de los casos, los drenajes se retiran sin dolor en un periodo de siete a diez días, sin embargo, es posible que necesiten permanecer en su lugar durante dos semanas o más.

 

La curación completa puede llevar hasta un año.

Los beneficios de la cirugía estética de abdomen no se notarán inmediatamente. De hecho, durante las primeras semanas, el enrojecimiento, los moratones, la rigidez y la inflamación son comunes. Esto se resolverá lentamente en las próximas cuatro a seis semanas y los resultados comenzarán a verse. Sin embargo, la inflamación residual puede persistir durante seis meses o más. Un entumecimiento temporal o una pérdida de sensibilidad a lo largo de la línea de incisión es normal, pero se resolverá lentamente. Mientras que usted debe sentirse cerca de su viejo yo después de unos meses, puede llevar un año entero antes de que el estómago haya terminado la curación y los resultados completos de la cirugía puedan ser vistos.

Si estás pensando en una abdominoplastia completa o una minicirugía estética de abdomen, tómate tu tiempo y confía solo en un cirujano plástico certificado. La Sociedad Española de Cirujanos Plásticos (SECPRE) ofrece una variedad de herramientas para que te informes sobre tu abdominoplastia, desde animaciones informativas hasta fotografías de antes y después. Haz los deberes, luego programa una cita de consulta con un cirujano plástico experimentado Con la investigación apropiada y un proveedor estético experimentado, puedes lograr el abdomen plano y tenso que siempre has estado anhelando.

Anuncios

Confesiones de una abdominoplastia

confesiones-abdominoplastia

Cada vez más personas están sometiéndose a  la abdominoplastia, y a otros de los llamados procedimientos de cirugía corporal después de perder una gran cantidad de peso. Si bien la vanidad puede desempeñar un papel fundamental en la decisión de tener una operación de este tipo, recientes investigaciones demuestran que hay beneficios significativos para la salud en estas cirugías, incluyendo el motivar a los pacientes  a que mantengan su peso bajo control.

Las abdominoplastias se han vuelto más comunes por la cirugía bariátrica, que reduce el tamaño del estómago para ayudar a los pacientes a reducir la ingesta de alimentos y perder peso. Y al contrario que en el pasado, algunos cirujanos están a menudo más dispuestos a realizar ambos procedimientos en conjunto con otros tipos de cirugía abdominal, ya que estudios recientes muestran que generalmente no se crean mayores  complicaciones a causa de la combinación de operaciones.

Recientes estudios han hallado que los pacientes bariátricos que se someten a cirugía para eliminar el exceso de piel son más propensos a mantener el peso después de las operaciones, recuperando de media 1kg. por año, en comparación con los 4 kg. anuales que los pacientes bariátricos que no se habían sometido a procedimientos corporales.

Según dichos estudios, los resultados se suman al argumento de que tales procedimientos son una parte esencial de la cirugía para bajar de peso con éxito y deben ser considerados como cirugía reconstructiva.

Estas cirugías pueden producir “una segunda oleada de euforia” que ayuda a que el paciente siga controlándose y perdiendo peso, el especialista en abdominoplastia dr.Puig

Muchas personas que finalmente llegan a la meta de perder 50 o 100 kilos o más a través de la dieta y el ejercicio o la cirugía bariátrica se encuentran con un nuevo y frustrante dilema: la flacidez de la piel extra y partes difíciles.

Confesiones-abdominoplastiaCarmen López de Valencia, perdió 55 kg. durante unos ocho años controlando las calorías y haciendo ejercicio de manera habitual. Cuando se sometió a una cirugía de hernia en julio, la Sra López, optó por una abdominoplastia al mismo tiempo para eliminar el exceso de piel y grasa que la no podía despojarse tras la pérdida de peso y para apretar sus músculos abdominales.

Después de su doble cirugía, llegó a casa con una serie de medicamentos para el dolor en la zona del estómago que tenía que tomarse durante cinco días, y tenía una enfermera con profesional quedándose con ella durante 24 horas para ayudar con los vendajes y drenajes. Dice que fue capaz de lidiar con el dolor con un uso mínimo de los medicamentos, y que tomó antibióticos para prevenir la infección, sin problemas.

La sra López, de 46 años, caminaba lentamente en su cinta un par de semanas después de la cirugía y ahora corre, hace senderismo, natación, levanta pesas y va a clases concretas de ejercicio.

“Me siento mucho mejor, también que ahora me está mucho mejor la ropa y estoy mucho más cómoda cuando corro y hago ejercicio”, comenta. “Era demasiado incómodo tener toda esa piel extra, todos esos depósitos de más.”

Confesiones-cirugia-abdominoplastiaDado que la cirugía, la sra López, que mide 1,68, ha perdido 7 kg adicionales y ha bajado a 80 kg. Su objetivo final son los 62 kg. “Hay mucho que hacer todavía, pero ahora lo veo más claro, esto me ha marcado el camino que debo seguir para llegar al fin que quiero”, dice.

 

En un estudio en el que se ha utilizado como muestra a 20 de los pacientes del dr.Puig se encontró que la abdominoplastia llevaba a los pacientes a una pérdida de peso significativa y duradera, especialmente para los que estaban con sobrepeso y obesos. La pérdida de peso a largo plazo era más probable para las mujeres. Y la pérdida de peso sostenida también era más probable en aquellos a los que les eliminaron una mayor cantidad de exceso de tejido abdominal.

El Dr. Puig dice que el aumento de la saciedad parecía ser un contribuidor importante. El estudio proporciona evidencias de que la eliminación de células de grasa en el abdomen puede conllevar una reducción de los niveles de las hormonas que afectan al apetito, que son segregadas por los tejidos grasos.

Para más información general sobre la abdominoplastia:

Esta fue la experiencia de la sra López que dice que tiene menos hambre y que se siente llena antes cuando come.

Al igual que en muchas intervenciones quirúrgicas, la abdominoplastia conlleva riesgos, incluyendo la infección y coágulos de sangre. Sin embargo, varios estudios han encontrado que no había pruebas de mayores complicaciones entre los pacientes obesos o incluso con obesidad mórbida sometidos a abdominoplastia 12-18 meses después de procedimientos de bypass gástrico. Los investigadores vieron que muchos de estos pacientes se benefician de la cirugía corporal para mejorar las actividades de la vida diaria.

Mientras que algunos cirujanos evitan la realización de abdominoplastias junto con otras cirugías abdominales, citando evidencia de complicaciones mayores, la mayoría afirman que realizan operaciones de abdomen con histerectomías y para los pacientes obesos, diabéticos que tienen trasplantes de riñón. La eliminación de exceso de piel y grasa en el abdomen puede disminuir el riesgo de infecciones que se producen con frecuencia en los pliegues de la piel sobrante. También puede mejorar la cicatrización después de la cirugía.